El Canicross

El canicross es una modalidad deportiva que fusiona la pasión de correr por la montaña con el disfrute de la compañía de los animales. Esta simbiosis no sólo reporta la satisfacción propia del deporte, sino que logra crear un vínculo con el perro, con el cuál se hace un auténtico “equipo” de competición. El animal, ya de por sí, un miembro más de la familia, pasa a compartir los momentos tanto de ocio como de entrenamiento. El beneficio es muy elevado para ambos, para el corredor que lo hace en compañía, pero para el animal quizá aún sea mayor. A través del entrenamiento no sólo se consigue que el estado físico del perro sea mucho mejor, sino que se aumenta tanto el número como la calidad de sus salidas. El animal se encuentra emocionalmente implicado en una “tarea” y eso le reporta junto con el ejercicio, un equilibrio emocional que sin duda se nota en sus comportamientos cotidianos. El estrés por aburrimiento desaparece.

El canicross es una modalidad deportiva que fusiona la pasión de correr por la montaña con el disfrute de la compañía de los animales. Esta simbiosis no sólo reporta la satisfacción propia del deporte, sino que logra crear un vínculo con el perro, con el cuál se hace un auténtico “equipo” de competición. El animal, ya de por sí, un miembro más de la familia, pasa a compartir los momentos tanto de ocio como de entrenamiento. El beneficio es muy elevado para ambos, para el corredor que lo hace en compañía, pero para el animal quizá aún sea mayor. A través del entrenamiento no sólo se consigue que el estado físico del perro sea mucho mejor, sino que se aumenta tanto el número como la calidad de sus salidas. El animal se encuentra emocionalmente implicado en una “tarea” y eso le reporta junto con el ejercicio, un equilibrio emocional que sin duda se nota en sus comportamientos cotidianos. El estrés por aburrimiento desaparece.

Los eventos de canicross  traen consigo, además,  una mayor concienciación ante el abandono, adopción y el trato con los animales.
Hay numerosas asociaciones que se acercan a las carreras con los perros que tienen a su cargo y que dan a conocer su labor, para que la gente pueda involucrarse.
La práctica de este deporte, ha fomentado la ya creciente concienciación de la gente, que nuestro perro forma parte de todas
nuestras actividades, siendo cada vez más frecuente los establecimientos de todo tipo que los admiten (hoteles, campings, restaurantes, medios de transporte públicos, etc.)

En las competiciones de canicross, se tiene especial precaución con la temperatura. Los efectos de altas temperaturas, y en el caso del perro hablamos de 20º, pueden llegar a ser fatales. Se debe evitar correr por encima de esa temperatura (las competiciones nunca se realizan por encima de 20º). Esta es una cuestión que la persona dueña del perro y compañero/a de carreras debe tener muy en cuenta para los entrenamientos.

Las carreras de canicross se disputan por tierra y son muy similares a las carreras de montaña, aunque la distancia es menor (de 5 a 10 km. habitualmente) y tienen menores desniveles. Las clasificaciones son las habituales en cualquier carrera popular (por edad y sexo).